SANTO DOMINGO ESTE, República Dominicana. El incendio que anoche se inició en la fábrica de colchones La Nacional se mantiene, pero controlado.

 

La humareda es constante desde interior del amasijo de metales que conformaban las naves de la fábrica.

 

Unidades de los bomberos y del 911 se mantienen en el lugar. Ya no hay llamas a la vista, pero se mantiene la humareda, lo que evidencia que todavía se queman los materiales de la fábrica.

 

A los bomberos se les ha hecho difícil penetrar hasta el centro de las naves debido a que la estructura metálica está en el suelo.

 

Los propietarios no han informado el monto de los daños, pero tampoco ha sido posible dialogar con los bomberos.

 

Decenas de familias de la calle Ultramar tuvieron que abandonar sus casas desde anoche debido a que las llamas se extendían hasta sus viviendas y por los efectos de la humareda que no los dejaba respirar.

 

Al menos unas siete viviendas fueron quemadas, algunas con todos sus ajuares, debido a que la pared oeste de más de 20 pies se desplomó.