SANTO DOMINGO, República Dominicana. La Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional impuso un año de prisión preventiva a Sonari Labrada Amor, acusado del asesinato de su vecino Johnny Pérez Cepeda, el pasado jueves en el sector de Gascue. El imputado cumplirá la medida en la cárcel de Najayo, en San Cristóbal.

 

Inicialmente se informó que el incidente había ocurrido durante la discusión por un parqueo, pero familiares de la víctima aseguran que Labrada Amor lo planificó previamente. “No fue por el parqueo, ese hombre lo había planeado todo, mi hermano entró y salió, y ese hombre le cayó atrás. No hubo discusión previa por el parqueo, el matador tenía problemas con todo el mundo. Él se le parqueaba a la gente en la entrada de sus casas y nadie se podía parar frente a su casa por un momento porque él salía y sacaba su pistola”, expresó Alcides Pérez, hermano de la víctima.

 

Labrada Amor se entregó a la Policía Nacional la noche del jueves en compañía de un familiar y entregó la pistola FEG, calibre nueve milímetros, serie B99898 con su cargador y tres cápsulas.