SAN PETERSBURGO, Rusia. Lionel Messi le agradeció a Dios y a los aficionados la clasificación a octavos de final del Mundial de Rusia-2018, este martes tras derrotar 2-1 a Nigeria en la tercera jornada del Grupo D.

 

“Sabía que Dios está con nosotros y no nos iba a dejar afuera”, dijo “La Pulga”, autor del primer gol de los suyos.

 

“Le agradezco a toda la gente que está acá, por todo su sacrificio, y a todos los que están en Argentina que estuvieron siempre con nosotros. La camiseta de la Selección está por sobre todo”, añadió.

 

Argentina se adelantó con un gol del astro del Barcelona pero Victor Moses, de penal (51), puso las tablas. Marcos Rojo en los compases finales le dio el triunfo a los suyos.

 

“Estábamos confiados en que íbamos a ganar este partido. Es maravilloso haberlo ganado de esta manera. Es una alegría merecida”, agregó Messi.

 

“Hubiese sido un final muy injusto para todos nosotros. Es impresionante, quiero agradecer a toda esta gente que hace un sacrificio enorme, que llenó la cancha desde el primer partido. La gente que está en Argentina también”, dijo Messi una vez finalizado el partido.

 

“Lo que sufrimos cada partido no tiene nombre, ayer mirábamos España y Portugal y estuvieron sufriendo hasta el último minuto para pasar. Lo mismo Alemania para ganarle a Suecia sobre la hora. Es un mundial que nadie regala nada y cada partido es una batalla muy difícil para ganar”, analizó.

 

Y concluyó: “Sabíamos que nos había caído una oportunidad del cielo después del partido, sabíamos que no podíamos dejarla escapar. Estoy muy feliz porque hubiese sido muy doloroso quedar eliminado en primera ronda para todos nosotros y para esta gente que está acá en Rusia, que no le hace caso a las boludeces que se dicen”.

 

Rojo también se mostró exultante tras la contienda.

 

“Lo necesitábamos. Ahora empieza la Copa para nosotros. Les había dicho a los chicos que iba a meter un gol. Después del partido con Croacia nos unimos más que nunca. El gol es para mi familia y para este grupo que se lo merece. ¡Vamos Argentina!”, apuntó.