WASHINGTON, Estados Unidos. El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo hoy que pedirá a su Gobierno que actúe para reunificar a las familias inmigrantes que han sido separadas desde el pasado mes de abril, una situación que afecta a más de 2.300 niños.

 

Trump hizo ese anuncio en declaraciones a los periodistas durante una reunión con su gabinete.

 

De su lado, la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, expresó su deseo de ayudar a los niños inmigrantes que fueron separados de sus padres a reunirse con sus familias “lo más rápido posible”.

 

Melania hizo esas declaraciones en la localidad de McAllen (Texas), fronteriza con México y adonde viajó de forma inesperada para conocer de primera mano la situación de los niños inmigrantes.

 

“Estoy aquí para saber de esta instalación, en la que sé que hay niños alojados a largo plazo. Y también me gustaría saber cómo puedo ayudar a estos niños a reunirse con sus familias lo más rápido posible”, dijo Melania.