SANTO DOMINGO, República Dominicana. Con un plantón frente al Congreso Nacional y acompañada de otras organizaciones, la Alianza Cristiana Dominicana (ACD), que articula a personas católicas, bautistas, episcopales, evangélicas, metodistas y pentecostales, pidió hoy a la Cámara de Diputados despenalizar el aborto en tres causales (en los casos de violación o incesto y cuando hay una inviabilidad manifiesta del feto) en el nuevo Código Penal Dominicano.

 

Explicaron que “las violaciones e incestos ocurren bajo condiciones deshumanizantes para la mujer y, por tanto, son contrarias al propósito de Dios de que todas las personas tengan vida, y vida en abundancia como recoge el evangelio de San Juan en su capítulo 10. Sin dudas, las mujeres están incluidas en esa aspiración de Jesús de Nazaret”.

 

La ACD afirma que grupos que se proclaman defensores de la vida tienden a despreciar las vidas de las mujeres y solo les importa la vida del embrión y del feto.

 

“Esas visiones simplistas y fundamentalista no atienden la complejidad de los embarazos tanto de niñas como mujeres que viven en carne propia experiencias de alto riesgo tanto de su vida física como emocional”, asegura.

 

En una comunicación de prensa, la entidad expone que el fundamento evangélico es que las mujeres son criaturas de Dios y merecen vivir con dignidad y plena salud como lo expresaron los voceros de la ACD Pedro Fernández, Natanael Disla y Manuela Vargas.

 

Indicaron que el Estado dominicano debe incluir la causal de no punibilidad cuando el aborto se produzca a partir de una violación o incesto y cuando la vida de la madre corra peligro, porque en el año 2017, entre un 10 % y un 13 % de las muertes maternas estuvieron asociadas a abortos inseguros; mientras que un 20 % de esas muertes maternas fue de adolescentes.

 

Señalaron que en la Biblia no hay una declaración contraria a las tres causales del aborto, y afirmaron que existe una amplia tradición y enseñanza cristiana que entiende necesaria la interrupción de embarazos que amenacen la integridad de la mujer.

 

La Alianza Cristiana exige un análisis más crítico de la doctrina católica como protestante, ya que, a su entender, no existe una negación absoluta de que la mujer no pueda decidir sobre su cuerpo.

 

Sostiene que las voces del conservadurismo católico, protestante y evangélico que asumen una postura de criminalización de las tres causales no tienen una postura equilibrada y razonada de la problemática de miles de mujeres.

 

Los cuerpos legislativos están llamados a ponderar todo el conocimiento producido por más de dos mil años de pensamiento cristiano y no quedar presa de juicios particulares plagado de literalismo y visiones fanáticas.

 

Rechazan ley especial

De igual manera, la Alianza Cristiana Dominicana (ACD) rechazó la propuesta de la Comisión de Justicia de elaborar una legislación especial para que ambas causales sean incluidas en ella, porque con la redacción propuesta el Código Penal no admitiría otras causales debido a su carácter de ley orgánica.

 

“Como personas de fe cristiana, afirmamos la libertad de conciencia que tienen las mujeres en la toma de decisiones en cuanto a su sexualidad y la reproducción, y esta decisión no puede, bajo ningún motivo ser objeto de punibilidad con un embarazo inviable, a partir de una violación o bajo una condición de salud agravada”, concluyeron.