SOCHI, Rusia. Croacia repitió su mayor hazaña de hace dos décadas al pasar este sábado a semifinales del Mundial-2018 por la tanda penales 4-3, tras empate 2-2, eliminando al anfitrión Rusia, en una cita máxima que ya despidió a todos los seleccionados sudamericanos.

 

Croacia jugará con Inglaterra en semifinales el miércoles próximo en Moscú, mientras el otro cruce lo disputarán un día antes Francia y Bélgica en San Petersburgo.

 

El conjunto croata logra avanzar en este Mundial por la tanda de los penales por segunda vez consecutiva, tras eliminar por esa via a Dinamarca en octavos de final.

 

Los de Rakitic y Modric tenían casi asegurado el pase en el tiempo suplementario al ponerse 2-1 con un tanto de Donagoj Vida al 101 pero cinco minutos antes del cierre Mario Fernandes dejó vivos a los anfitriones para forzar la tanda de penales, que finalmente ganaron los croatas.

 

Y la batalla del Mar Negro se inclinó hacia la nación más pequeña que salió airosa porque cuenta con dos jugadores de la elite mundial como Modric y Rakitic, los cerebros de un equipo que ha vuelto a meterse en semifinales como en Francia-1998, su mejor actuación histórica.

 

Empujada por su público que colmó el estadio Olímpico de Sochi, Rusia intentó con mucha voluntad y corazón pero mostró sus limitaciones a la hora de imponer el juego.

 

El anfitrión deja el torneo con una imagen muy diferente al de la previa porque arrancó su cita máxima como el peor de los participantes en el ranking de la FIFA y terminó a un nivel superior al de muchas favoritas.

 

De cabeza a semis

Con dos testarazos, Inglaterra venció a Suecia 2-0 este sábado y avanzó a las semifinales de un Mundial que ya despidió a todos los seleccionados sudamericanos.

 

Inglaterra, que busca su segunda corona mundial tras 52 años, se metió en semis con goles de cabeza de Harry Maguire, al minuto 30, y de Dele Alli al 59.

 

El seleccionado inglés, que llega a las semifinales por primera vez desde Italia-1990, jugará el miércoles en esa instancia con el ganador del partido que Croacia y Rusia disputarán más tarde en Sochi.

 

El otro cruce lo dirimirán Francia y Bélgica, el martes en San Petersburgo.

 

El conjunto de Gareth Southgate ganó con autoridad y se perfila como uno de los sólidos candidatos para ganar un Mundial tras numerosos fracasos, pese a que el goleador del torneo Harry Kane tuvo una pálida tarde este sábado en Samara.

 

El delantero del Tottenham acumula seis tantos, tres de penal, amenazado en el liderato de los artilleros por el belga Romelu Lukaku con dos menos.

 

La ‘Eurocopa’

Pase lo que pase, un cuadro europeo levantará la Copa por cuarta ocasión consecutiva tras los cetros de Italia (2006), España (2010) y Alemania (2014). Sudamérica tendrá que esperar así al menos 20 años para recuperar el título que soltó el Brasil de Ronaldo, Rivaldo, Roberto Carlos y Cafú en 2002.

 

Esta será además la quinta vez que haya cuatro semifinalistas europeos tras las ediciones de 1934 (Italia, Checoslovaquia, Alemania y Austria), 1966 (Inglaterra, Alemania Federal, Portugal y la Unión Soviética), 1982 (Italia, Alemania Federal, Francia y Polonia) y 2006 (Italia, Alemania, Francia y Portugal).

 

Francia y Bélgica se verán las caras ahora en semifinales luego de haber dejado por el camino a unos uruguayos que echaron demasiado en falta a Edinson Cavani y a unos brasileños superados y sin capacidad de reacción, con un Neymar mermado lejos de su mejor versión.

 

El día más triste

“Puedo decir que es el momento más triste de mi carrera, el dolor es muy grande porque sabíamos que teníamos condiciones para llegar más lejos, para hacer historia… pero esta vez no pudo ser”, dijo el astro Neymar en su cuenta de Instagram, un día después de la eliminación de Brasil ante Bélgica por 2-1 en cuartos de final.

 

El texto lo acompaña de una foto suya arrodillado en el gramado, con los brazos en posición de rezar.

 

La Canarinha de Tite se presentaba en Rusia como la más firme candidata a hacerse con el título tras una eliminatoria brillante pero la velocidad de los ‘Diablos Rojos’ y el planteamiento táctico del técnico español Roberto Martínez pasó por encima del “jogo bonito”, que solo apareció en la segunda mitad. Demasiado tarde.

 

Uruguay había desfallecido horas antes que Brasil por culpa de un cabezazo de Raphael Varane al borde del descanso (40) y, sobre todo, de un error garrafal del arquero Fernando Muslera, al que se le resbaló el balón en un tiro sin mayores pretensiones de Antoine Griezmann al minuto 61.

 

Ficha técnica

Esta es la ficha técnica del partido que Croacia ganó 2-2 a Rusia (4-3 en penales), por los cuartos de final del Mundial-2018, este sábado en Sochi.

 

Cuartos de final:

Rusia – Croacia 2 – 2 (1-1) 3-4 en penales

 

Goles:

Rusia: Cheryshev (31), Mário Fernandes (115)

 

Croacia: Kramaric (39), Vida (101)

 

Tiros desde el punto penal:

Rusia: Dzagoev, Ignashevich, Kuzyaev

 

Croacia: Brozovic, Modric, Vida, Rakitic

 

Estadio: Fisht Stadium (Sochi)

Asistencia: 44.287

Árbitro: Sandro Ricci (BRA)

 

Amonestaciones:

Rusia: Gazinskiy (109)

 

Croacia: Lovren (35), Strinic (38), Vida (101), Pivaric (114)

 

Alineaciones:

Rusia: Igor Akinfeev (cap) – Mário Fernandes, Ilja Kutepov, Sergey Ignashevich, Fedor Koudryashov – Alexander Samedov (Aleksandr Erokhin 54), Daler Kuzyaev, Aleksandr Golovin (Alan Dzagoev 102), Roman Zobnin, Denis Cheryshev (Fedor Smolov 67) – Artem Dzyuba (Yuri Gazinskiy 79). DT: Stanislav Cherchesov.

 

Croacia: Danijel Subasic – Sime Vrsaljko (Vedran Corluka 97), Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinic (Josip Pivaric 74) – Ante Rebic, Andrej Kramaric (Mateo Kovacic 88), Luka Modric (cap), Ivan Rakitic, Ivan Perisic (Marcelo Brozovic 63) – Mario Mandzukic. DT: Zlatko Dalic.