CHRISTIAN OVIEDO
christianoviedo9@gmail.com

Las fuerzas militares de Haití dirigidas por Jean Pierre Boyer ocuparon la parte este de la isla a nueve semanas de José Núñez de Cáceres declarar la independencia del Estado Independiente del Haití Español, el primero de diciembre de 1821, período conocido en la historia dominicana como Independencia Efímera.

A causa del escaso apoyo internacional dado al Estado proclamado por  Núñez de Cáceres  y a que muchos habitantes de la parte española de la isla pensaban que estarían mejor bajo el amparo de los haitianos, debido a la inestabilidad y precariedades que afrontaban, entre otras razones, el 9 de febrero de 1822 se produjo la anexión a Haití.

Al Boyer tomar posesión de la parte este, adoptó medidas para garantizar la unificación de la isla, entre las que estaban la abolición de la esclavitud, impulsó la representatividad electoral de las poblaciones, puso en vigencia el código civil francés en toda la isla, impuso el servicio militar, restringió el uso de la lengua española y eliminó algunas tradiciones.

Las imposiciones del gobierno de Boyer como el pago de impuestos en 1827, limitación de celebraciones religiosas, prohibición de peleas de gallos y juegos de azar, obligatoriedad de las labores agrícolas, el no uso del español en los actos y documentos oficiales, cierre de la universidad y reclutamiento militar de los jóvenes, disgustaron a los habitantes de la parte española de la isla, provocando una revuelta contra el gobierno haitiano. La situación reforzó la percepción de sí mismo que tenían los habitantes de la parte Este de la isla, quienes se sentían diferentes a los haitianos en idioma, raza, religión y costumbres y donde se encontraron los cimientos del dominicanismo. Juan Pablo Duarte inspiró y contribuyó en la cristalización de la Independencia Nacional, junto a otros jóvenes liberales, en 1838 fundó la sociedad secreta La Trinitaria, que al ser descubierta más tarde cambió su nombre por “La Filantrópica”.

En 1843, los Trinitarios se unieron al partido liberal haitiano que derrocó al presidente Jean Pierre Boyer. Sin embargo, el sustituto de Boyer, Charles Rivière Hérard, apresó algunos Trinitarios; Duarte tuvo que abandonar la isla, en el exilio buscó el apoyo de Colombia y Venezuela, pero no lo consiguió.

Los opositores independentistas pidieron a Duarte que regresara, en diciembre de 1843, para actuar rápidamente y los haitianos no descubrieran sus planes de liberación.

Duarte se encontraba enfermo, en febrero de 1844, la situación le impidió regresar, por lo que los rebeldes decidieron actuar bajo el mando de Francisco del Rosario Sánchez, Matías Ramón Mella y Pedro Santana.

En enero de 1844 fue publicada, en varias ciudades de la parte este de la isla, el acta de independencia de República Dominicana, la que expresaba los motivos por los que ya el pueblo dominicano no podía seguir unido a Haití.

La noche del 24 de febrero de 1844, miembros de La Trinitaria, se reunieron en casa de Sánchez donde acordaron los planes y la fecha del alzamiento. Al día siguiente se despacharon emisarios rebeldes a las diferentes regiones, con el propósito de dar a conocer las decisiones tomadas en la reunión.

Finalmente, después de 22 años de dominio haitiano, la madrugada del 27 de febrero de 1844, fue proclamada, en la puerta de la Misericordia, la separación de Haití, luego del trabucazo de Mella, mientras que Sánchez enhestó la bandera tricolor en la puerta de El Conde.