Francisco del Rosario Sánchez es considerado el líder y estratega político de la guerra dominicana contra la ocupación haitiana.

En 1843, durante el exilio de Duarte, en Curazao, por temor a ser asesinado o apresado, Sánchez asumió la dirección del movimiento independentista, aunque se mantuvo en contacto con el ideólogo de la nación dominicana, a través de sus familiares.

El activista, abogado y político dominicano presidió las reuniones de La Trinitaria y amplió contactos con representantes del sector social más importante de la ciudad, con la colaboración de Mella.

Sánchez redactó, a principios de enero de 1844,  un manifiesto que fue publicado el 16 de ese mes. El 24 de febrero los trinitarios eligieron a Sánchez comandante de armas con el rango de coronel.

Los rebeldes dirigidos por Sánchez tomaron la Puerta del Conde, la noche del 27 de febrero de 1844 y después del trabucazo de Mella, izó la bandera dominicana gritando a los cuatro vientos el lema ¡Dios, Patria y Libertad! En ese momento quedó proclamada la independencia nacional y fundada la República Dominicana. Además de los trinitarios elegirlo comandante en armas lo designaron presidente de la Junta Gubernativa de la naciente república.

Fue enviado al exilio a Curazao, en abril de 1855 y regresó al país en agosto de 1856.

Cuando Pedro Santana buscó la anexión a España con el propósito de un protectorado económico y militar los ideales independentistas de Sánchez fueron quebrantados.

Al oponerse a las ideas de Santana fue encarcelado en agosto de 1859 y enviado al exilio a Saint Thomas, en septiembre de ese año.

Desde su exilio y sin recursos económicos mantuvo sus ideales de lucha contra la posible anexión.

Buscó la unidad de los dominicanos y viajó a Haití e intentó convencer al presidente haitiano Fabre Geffrard para que le apoyara en un proyecto de invasión al territorio dominicano con la finalidad de evitar la posible anexión de la nueva nación a España.

Luego de su regreso del exilio, Sánchez inició su vida política y ocupó importantes posiciones en los gobiernos de Jimenes, Santana y Buenaventura Báez.

Siendo fiscal ante el Tribunal de Apelación de Santo Domingo, llevó la acusación contra Antonio Duvergé en el primer juicio que le hizo Santana.

A partir de entonces pasó a ser defensor público y recibió una licencia de la Suprema Corte de Justicia para ejercer.

Captura

Sánchez penetró a territorio dominicano, el primero de junio de 1861, al frente de una expedición que cruzó por Hondo Valle, Vallejuelo y El Cercado donde cayó en una emboscada y fue herido en la ingle.

El patriota dominicano y su grupo de rebeldes fueron capturados y trasladados a San Juan de la Maguana, donde fueron juzgados y condenados a muerte.

Murió fusilado el 4 de julio en el cementerio de San Juan de la Maguana, a los 44 años de edad.

Está enterrado en el Altar de la Patria, junto con Duarte y Mella, lugar donde se proclamó la independencia.

Sánchez es recordado como fundador y dos veces prócer de la República.

Nacimiento

Nació en Santo Domingo el 9 de marzo de 1817. Sus padres fueron Narciso Sánchez Ramón y Olaya del Rosario de Belén. El historiador Roberto Cassá, sostiene que el nombre de Sánchez presenta los apellidos paterno y materno invertidos, por lo que tras la boda de sus padres su nombre correcto sería: Francisco del Rosario Sánchez del Rosario. Fue el primogénito de once hermanos.

Su madre guió sus primeros pasos educativos y luego el cura peruano Gaspar Hernández, quien fortaleció el espíritu patriota de Sánchez.

Por ser autodidacta aprendió latín y francés, adquirió apreciable cultura y sus defensas como abogado fueron notables. Sánchez tuvo hijos con varias mujeres.

CHRISTIAN OVIEDO
christianoviedo9@gmail.com