Un indigente camina en una calle de Nueva York.

NUEVA YORK. El transporte público de Nueva York habilitará autobuses para refugio de indigentes durante la inesperada ola de frío y dado el cierre de las estaciones del metro durante las noches, se informó el sábado.  

Desde el miércoles, las estaciones del “subway” cierran de la 1 a las 5 de la mañana para su desinfección diaria en medio de la pandemia de coronavirus. Trabajadores municipales las recorren para pedir a los indigentes que salgan y vayan a refugios.  

Con temperaturas cercanas a cero y rastros de nieve en el Central Park de Manhattan, las autoridades dijeron que habrá buses para ellos en las estaciones terminales el sábado y domingo.  

Los buses “pueden servir para que individuos se refugien de los elementos en el corto plazo”, dijeron la presidenta de la empresa, Sarah Feinberg, y el presidente del sindicato Tony Utano en un comunicado.