Cuarenta y cinco minutos después de las 21:00 horas empiezan a chiflar en el Auditorio Telmex. El público está impaciente por ver al “Potrillo”; el boleto dice que el show debió empezar hacía tres cuartos de hora. Hubo quienes llegaron desde antes. Parejas, grupos