PARIS. La última de las 12 víctimas del ataque terrorista al semanario francés Charlie Hebdo era un oficial de policía, hijo de inmigrantes del norte de África de mayoría musulmana, que fue muerto a tiros en la banqueta por uno de los agresores mientras