HOUSTON. AP. Los jonrones no paraban de desaparecer sobre el muro del Minute Maid Park. Siete cuadrangulares fueron conectados en el quinto partido, para establecer un récord de 22 en una Serie Mundial — y con la posibilidad de dos duelos más por delante.